Continúa el conflicto educativo en Argentina

Continúa el conflicto de educación en Argentina

Esta tarde a las 17 horas se realizarán marchas y manifestaciones en Argentina por la defensa de la educación pública en todas las provincias del país. La que se espera sea la más concurrida será en Buenos Aires, en donde se partirá desde el Congreso de la Nación hasta el Ministerio de Educación.

La convocatoria será el punto más álgido de las diversas medidas que docentes y estudiantes tomaron a nivel nacional desde el inicio del segundo cuatrimestre de clases a raíz del recorte presupuestal que anunció el gobierno nacional para las universidades públicas, y del descenso del salario real de los docentes universitarios. Las clases, que debían haber comenzado el 6 de agosto, se han suspendido en las 57 universidades nacionales argentinas y en las escuelas mixtas (secundaria) dependientes de las mismas.

Salvo por las cátedras de docentes que no adhieren a las medidas de paro, la mayoría de las clases no se están dictando, disposición que cumplirá un mes este viernes. En las últimas semanas se han venido realizando clases públicas, abrazos simbólicos, marchas provinciales y tomas de facultades en todas las provincias del país, las cuales continuarán, en principio, por tiempo indeterminado.

Los reclamos

El conflicto se debe a la reiterada negativa que ha dado el Gobierno ante la demanda de los profesores universitarios por un aumento salarial que entienden insuficiente por no corresponderse a la inflación que crece a diario en Argentina, y por los recortes presupuestales y deudas que sufren las universidades públicas y sus escuelas secundarias.

El Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) solicitó un presupuesto de 133 mil millones más el aumento salarial para 2019, lo cual será decidido el 15 de setiembre por las autoridades, fecha en la que podrían cesar las medidas de protesta si las autoridades deciden responder a los reclamos presupuestales.

Tras varias reuniones de la Mesa Nacional de Negociación Salarial, el 13 de agosto el Gobierno resolvió un aumento salarial para los docentes universitarios de un total de 15% dividido en tres cuotas; un 5% en mayo; un 5.8% en agosto y un 4.2% en octubre. Sin embargo, según los datos emitidos por el Banco Central de la República Argentina, para finales de 2018 se espera un índice de inflación de un 31,8%. Los sindicatos docentes que lideran las manifestaciones exigieron un aumento de un 30% para este año con cláusula gatillo, recurso que prevé la correspondencia del salario a la par de la inflación. Lo solicitado les fue negado en las reiteradas instancias de negociación con las autoridades. La última se realizó este lunes, donde los sindicatos docentes se reunieron en el Ministerio de Educación y se repitió la oferta inicial, la cual fue rechazada por éstos.

“La inflación sigue creciendo, de enero a agosto acumulada será superior al 24,4%. Para el cálculo de nuestros salarios es del 19,4%” señaló la Federación Nacional de Docentes, Investigadores y Creadores Universitarios (CONADU Histórica) en un documento emitido bajo el nombre de “Para comprender los salarios docentes y el presupuesto nacional universitario”.

Al reclamo salarial docente se suma el recorte que ha tenido el presupuesto universitario, que ronda los 4 mil millones de pesos argentinos, el detenimiento de obras de infraestructura en varias universidades del país, el recorte presupuestal en lo que respecta a becas e investigación, y retrasos de hasta cuatro meses de los fondos destinados al pago de servicios -como luz y gas- para el funcionamiento de las universidades, según los datos que brinda la CONADU Histórica.

Manifestaciones y represión policial

Una de las manifestaciones más recientes fue ayer en la ciudad de Rosario (provincia de Santa Fé), donde estudiantes, docentes, sindicatos y militantes de diversos partidos políticos se pronunciaron en las calles sumando más de 20.000 personas. En la misma ciudad se tomó la sede de Gobierno de la Universidad la semana pasada, el mismo día que la Policía desalojó la toma que se realizó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba, de la provincia homónima. Previo al desalojo, la provincia había reunido a 20.000 personas en las calles en una marcha por el reclamo presupuestal.

Las universidades tomadas son cada vez más, entre las cuales se encuentran las que corresponden a la región de Cuyo (provincias de Mendoza, San Juan y San Luis); la Universidad de La Plata, de Mar del Plata, de Quilmes, del Sur y de Buenos Aires en la provincia homónima; la Universidad Nacional de Rosario y la del Litoral, en Santa Fé; y la de las provincias de La Pampa, Río Negro y Entre Ríos.

Se espera que la movilización de mañana sea la de mayor convocatoria y relevancia en el marco de este conflicto, y que genere respuestas a los reclamos que han venido realizando docentes y el estudiantado desde inicios del cuatrimestre.