La familia del siglo XX

La familia del siglo XX

¿Los contenidos vanos, las moralinas insensatas, las exclamaciones novelescas, la felicidad y su escozor consumista, la identidad y su biología, le están ganando al razonamiento?

El pensamiento crítico no solo es desplegar pancartas, incrementar el grito, llamar a la verdad divina. Es, también, descubrir la diferencia entre una vagina y una vulva, entre el sexo consentido y la violación, entre el conocimiento de los cuerpos en el desarrollo de la sexualidad y la pedofilia, entre una educación para personas pensantes y una educación para niños sin poder de decisión. Porque aunque exista o no Dios, aún hay hombres, mujeres, niños, niñas, trans, sufriendo. Incluso en las aulas.

Leer la crónica: